» » Decorar apartamentos muy pequeños

Decorar apartamentos muy pequeños

mundo hogar 16 de junio del 2011 Decoración 1 comentario

En los conceptos de vivienda que manejábamos hace tan solo unos pocos años, al menos en nuestro país, los pequeños apartamentos tenían un espacio relativo, incluso secundario  como viviendas apropiadas para los periodos de soltería o segundas viviendas orientadas a las vacaciones. El cambio radical de concepción en la vivienda ha traído consigo, entre otros muchos aspectos, la realidad de estos espacios de reducidas dimensiones como viviendas de larga estancia, lo cual obliga necesariamente a replantearse de manera seria su mobiliario y decoración.

Si se nos permitiera partir de dos premisas lo haríamos de manera asociada cara a amueblar y decorar un apartamento pequeño; como punto de partida simplicidad y asociada a esta un factor fundamental imaginación versátil

La pelea lógica en este tipo de viviendas la tenemos contra la falta de espacio por lo que todas las acciones que emprendamos debe luchar contra ese enemigo.

Un gran factor a nuestro favor (y en contra en caso de carencia) lo constituirán las ventanas que el apartamento posea, ventanas que deberemos despejar al máximo y que en buena medida se convierten en los puntos de referencia a partir de los cuales comenzamos a trabajar la decoración, ante la falta de espacio la presencia de luz natural es un buen aliado si va unida a cierta sensación de profundidad que las ventanas despejadas aportan.

apartamento pequeño decoración

Simplicidad, un gran decorador que manejaba perfectamente los conceptos de minimalismo y esencialidad decía lo siguiente con respecto a este tipo de decoración; “primero piensa lo que resulta necesario y cuando lo tengas claro redúcelo a la mitad solo con lo imprescindible”, esta máxima en un apartamento pequeño resulta elemental, empeñarnos en rellenar y colocar muebles y objetos solo contribuirá a una sensación mezcla de asfixia y desorden que es de la que precisamente debemos huir.

Dejemos que entre en juego la imaginación, busquemos en el mercado elementos que cumplan dobles funciones y agrupemos así necesidades; mesas que se convierten en baúles, roperos debajo de las camas…cuantas más necesidades agrupemos en una misma solución más batalla ganada tendremos contra la ausencia de espacios.

En los conceptos decorativos, del mismo modo que en el mobiliario, debiéramos tratar de huir de ambientes con tendencia a la presión y recarga de elementos en paredes y sobre mobiliario, recordemos, tratamos de ocultar y generar espacios. Por ello en el apartado de pintura resultan aconsejables los tonos neutros en paredes limpias en la medida de lo posible con detalles ajustados, pocos y poco agresivos en lo visual.

En definitiva, guerra a la falta de espacio a base de racionalidad e imaginación.