» » Como hacer una mesa de vidrio

Como hacer una mesa de vidrio

mundo hogar 27 de septiembre del 2010 Bricolaje No hay comentarios

Muchas veces sucede que disponemos de espacios vacíos en el living o alguna habitación y lo único que nos falta es una pequeña mesa. Es que las mesas auxiliares pueden ser colocadas en cualquier rincón de nuestro hogar, y pueden tener múltiples usos, como por ejemplo para colocar el teléfono, jarrones u objetos de cualquier tipo.

Realizar una mesa es muy fácil y aún más una mesa que simula vitrofusión. Hoy la propuesta consiste en hacer una mesa de vidrio decorado. En pasos muy sencillos y procesos simples conseguiremos una mesa decorativa y funcional.

Los materiales a utilizar para lograr el efecto de deseado son: un vidrio rectangular o una chapa de acrílico (de cualquier medida y con esquinas y bordes redondeados), cuatro tubos de plástico, laca para vitrales en colores primarios, barniz incoloro, arena, pistola para encolar, pegamento universal, y un pincel viejo.

Mesa de vidrio decorada

Lo primero que debemos hacer es preparar el vidrio, para ello debemos limpiar bien su superficie con alcohol y dejar secar completamente.

Luego con la pistola podemos realizar diversas formas sobre la superficie del vidrio y también las dejaremos secar.

Después pintamos con la laca, aplicando la técnica del goteo a través del pincel. En ciertas zonas aplicaremos un poco de arena y luego volveremos a utilizar la laca sobre la arena.

De esta forma, la pintura irá adquiriendo relieve a medida que se vaya mezclando en ciertas zonas. Una vez que dejemos secar bien la textura, protegeremos la pintura con el barniz y una vez más lo volveremos a secar.

Pegaremos los tubos a las esquinas del vidrio en el lugar de manera que se conviertan en las patas de la mesa. Recordemos  cuidar que nos queden en la misma ubicación y que estén verticales respecto del vidrio. Y por última vez, efectuamos un secado.

De esta forma obtenemos una simple mesa, decorativa y original, para colocar en el lugar que más nos guste, ya sea en el living, o en el dormitorio de los jóvenes de la casa.